Mitología de Iberos y Tartessos

22 de mayo de 2024 por Rafa García

Portada » Mitología de Iberos y Tartessos

¡Haz clic para puntuar esta entrada!

(Votos: 0 Promedio: 0)

Mitología de Iberos y Tartessos

La mitología de los antiguos iberos y tartessos, pueblos que habitaron la península ibérica antes de la llegada de los romanos, está envuelta en el misterio debido a la escasez de fuentes escritas sobre sus creencias y prácticas religiosas. Sin embargo, a través de inscripciones, hallazgos arqueológicos y la comparación con otras culturas vecinas, se pueden reconstruir algunas de sus deidades y elementos mitológicos.

Deidades Principales

La mitología de los iberos y Tartessos, pueblos antiguos que habitaron la península ibérica antes de la llegada de los romanos, está envuelta en el misterio debido a la escasez de fuentes escritas sobre sus creencias religiosas. Sin embargo, a través de inscripciones, hallazgos arqueológicos y la comparación con otras culturas vecinas, podemos identificar algunas deidades que eran veneradas por estos pueblos. A continuación, se presentan algunas de las deidades más destacadas:

  1. El Sol: Una de las deidades más importantes en la mitología ibera y tartésica era el Sol, que representaba la luz, el calor y la fertilidad. Se le asociaba con el ciclo diario del sol y su poder para dar vida a la tierra. Los iberos y Tartessos veneraban al Sol como una divinidad suprema, cuyo culto estaba estrechamente ligado a la agricultura y la prosperidad.
  2. La Luna: Junto con el Sol, la Luna era otra deidad importante en la mitología de estos pueblos. La Luna simbolizaba la noche, el misterio y la renovación. Se la asociaba con la fertilidad y el ciclo lunar, y su culto estaba relacionado con la agricultura y los ciclos de siembra y cosecha.
  3. Indibil: Indibil es un héroe semilegendario que aparece en inscripciones ibéricas como una figura venerada por su valor y liderazgo en la guerra. Aunque no está claro si se le consideraba una deidad o un héroe divinizado, su nombre aparece en inscripciones junto con expresiones de devoción y respeto.
  4. Hércules: La figura de Hércules, el famoso héroe de la mitología griega, también era venerada por los iberos y Tartessos. Se le asociaba con la fuerza, la valentía y la protección, y su culto se extendió por toda la península ibérica, influenciado por las interacciones culturales con los griegos y fenicios.
  5. Deidades de la Naturaleza: Además de estas deidades principales, los iberos y tartessos adoraban a una variedad de dioses y diosas relacionados con la naturaleza, como los dioses de los ríos, las montañas y los bosques. Estas deidades personificaban los elementos naturales y se les ofrecían sacrificios y ofrendas en busca de su favor y protección.

Aunque nuestra comprensión de la mitología ibera y tartésica es limitada, las representaciones de estas deidades en inscripciones, arte y objetos arqueológicos proporcionan pistas sobre las creencias y prácticas religiosas de estos antiguos pueblos de la península ibérica.

Héroes y Leyendas

La mitología de los iberos y tartessos, antiguos pueblos de la península ibérica, está marcada por una rica tradición de héroes y leyendas que reflejan la identidad y las creencias de estas culturas. Aunque la información sobre estos héroes y leyendas es limitada debido a la escasez de fuentes escritas, algunas figuras y relatos han perdurado a través de inscripciones, hallazgos arqueológicos y la tradición oral. A continuación, exploraremos algunos de los héroes y leyendas más destacados de la mitología ibera y tartesia:

  1. Indibil y Mandonio: Indibil y Mandonio son dos héroes semilegendarios que se destacaron por su valentía y liderazgo en la lucha contra los romanos durante las Guerras Celtíberas en el siglo II a.C. Estos líderes guerreros, mencionados en inscripciones ibéricas, encabezaron la resistencia contra la expansión romana en la península ibérica y se convirtieron en símbolos de la lucha por la libertad y la independencia.
  2. Hércules en la península ibérica: La figura de Hércules, el famoso héroe de la mitología griega, también tuvo un importante culto en la península ibérica, influenciado por las interacciones culturales con los griegos y fenicios. Se le asociaba con la fuerza, la valentía y la protección, y su culto se extendió por toda la región. Se han encontrado inscripciones y representaciones de Hércules en diferentes lugares de la península, sugiriendo su importancia en la mitología local.
  3. Leyendas de fundación de ciudades: Al igual que en otras culturas antiguas, los iberos y tartessos tenían leyendas sobre la fundación de ciudades y asentamientos. Estos relatos mitológicos a menudo involucraban a dioses, héroes o figuras legendarias que desempeñaban un papel en el establecimiento y la prosperidad de una comunidad. Aunque los detalles específicos de estas leyendas pueden variar, reflejan la importancia de la fundación mítica en la identidad de una sociedad.
  4. Cuentos de seres míticos: Además de héroes y fundadores legendarios, la mitología ibera y tartessica también incluía cuentos sobre seres míticos y criaturas fantásticas. Estos seres, como los dragones, las hadas y los espíritus guardianes, habitaban los bosques, montañas y ríos de la península, y a menudo estaban vinculados a la naturaleza y los elementos.

Rituales y Prácticas Religiosas

Las prácticas religiosas de los antiguos iberos y tartessos, aunque menos documentadas en comparación con otras culturas contemporáneas, eran fundamentales para la vida cotidiana y la identidad de estas sociedades. Basándonos en evidencias arqueológicas y comparaciones con culturas vecinas, podemos inferir algunas de las prácticas y rituales que formaban parte de su culto religioso:

  1. Sacrificios y Ofrendas: Los iberos y tartessos llevaban a cabo sacrificios animales como parte de sus prácticas religiosas. Estos rituales implicaban la muerte de animales, como cerdos, caballos o bueyes, que luego se ofrecían a las deidades en altares o lugares sagrados. Los restos de estos sacrificios se han encontrado en sitios arqueológicos, junto con evidencia de ofrendas de alimentos y otros objetos.
  2. Templos y Santuarios: Los iberos y tartessos construyeron templos y santuarios dedicados a sus deidades, donde llevaban a cabo rituales y ceremonias religiosas. Estas estructuras, a menudo ubicadas en lugares elevados o junto a fuentes naturales, eran consideradas sagradas y servían como puntos focales para la adoración y el culto.
  3. Festivales y Celebraciones: Las festividades religiosas eran una parte importante de la vida ibérica y tartessica, marcando eventos como el solsticio de verano o el equinoccio de primavera. Estos festivales, que a menudo incluían procesiones, banquetes y ceremonias rituales, estaban diseñados para honrar a las deidades y buscar su favor y protección.
  4. Oráculos y Adivinación: Los iberos y tartessos también practicaban la adivinación y buscaban la orientación de los dioses a través de oráculos y augurios. Los sacerdotes y sacerdotisas interpretaban señales y presagios, como el vuelo de aves o la observación de fenómenos naturales, para predecir el futuro y tomar decisiones importantes.
  5. Culto a los Antepasados: La veneración de los antepasados ​​también era una parte importante de la religión ibérica y tartessica. Se cree que los iberos y tartessos honraban a sus ancestros a través de rituales funerarios y la construcción de tumbas y monumentos conmemorativos. Estos rituales servían para mantener vínculos con el pasado y buscar la protección y el favor de los ancestros en la vida futura.

La evidencia arqueológica y las comparaciones con otras culturas antiguas nos proporcionan una visión fascinante de su vida espiritual y su relación con lo divino. Estos rituales y prácticas religiosas eran fundamentales para la cohesión social y la identidad cultural de estas antiguas sociedades de la península ibérica.

Sincretismo Cultural

El sincretismo cultural se refiere a la fusión y adaptación de creencias, prácticas y deidades de diferentes culturas que interactuaron con estos pueblos en la península ibérica. A medida que los iberos y tartessos entraban en contacto con otras civilizaciones, como los fenicios, griegos y cartagineses, se producía una asimilación de elementos culturales que se reflejaba en su religión y mitología. Aquí hay algunas manifestaciones del sincretismo cultural en la mitología ibera y tartessica:

  1. Adopción de Deidades Extranjeras: A medida que los iberos y tartessos establecían contactos comerciales y políticos con otras culturas, comenzaron a adoptar deidades extranjeras en su panteón religioso. Por ejemplo, la figura de Melqart, una deidad fenicia asociada con el comercio y la navegación, fue incorporada a la mitología tartessica bajo el nombre de Heracles Melqart.
  2. Identificación de Deidades Locales con Extranjeras: En algunos casos, las deidades locales ibéricas y tartessicas fueron identificadas con las deidades extranjeras que compartían características similares. Por ejemplo, el dios Sol ibérico podría haber sido asociado con el dios Sol fenicio Baal-Hammon, lo que refleja una fusión de creencias y prácticas religiosas.
  3. Santuarios Mixtos y Templos Compartidos: Con la presencia de diferentes grupos étnicos en la península ibérica, se construyeron santuarios mixtos y templos compartidos donde se rendía culto a varias deidades, tanto locales como extranjeras. Estos lugares sagrados servían como puntos de encuentro y intercambio cultural, donde las distintas comunidades podían compartir sus tradiciones religiosas.
  4. Sincronización de Festividades y Rituales: A medida que se producía la fusión de culturas, las festividades y rituales religiosos de los iberos y tartessos se sincronizaban con los de las culturas extranjeras. Por ejemplo, las celebraciones del solsticio de verano podían incorporar elementos tanto de las tradiciones ibéricas como de las fenicias o griegas, creando así una amalgama de prácticas rituales.
  5. Influencia en el Arte y la Iconografía: El sincretismo cultural también se reflejaba en el arte y la iconografía de la época. Las representaciones de dioses y héroes podían combinar elementos estilísticos y simbólicos de diferentes tradiciones culturales, lo que reflejaba la interacción y el intercambio entre los distintos grupos étnicos.

El sincretismo cultural es un testimonio de la compleja interacción entre diferentes culturas en la península ibérica durante la antigüedad. Esta fusión de creencias y prácticas religiosas no solo enriqueció la mitología local, sino que también contribuyó a la diversidad y la riqueza cultural de la región.

Legado Cultural

El legado cultural de la mitología ibera y tartessica ha dejado una huella duradera en la península ibérica, tanto en términos de arte y arquitectura como en la identidad y las tradiciones de las comunidades locales. Aunque nuestra comprensión de esta mitología es limitada debido a la escasez de fuentes escritas, el legado cultural de los iberos y tartessos es evidente en varios aspectos:

  1. Arte y Arquitectura: Los iberos y tartessos dejaron un legado artístico notable en forma de esculturas, cerámicas, relieves y otros objetos decorativos. Su arte reflejaba temas mitológicos y religiosos, con representaciones de dioses, héroes y criaturas míticas. Ejemplos destacados incluyen las estelas funerarias ibéricas, que a menudo representan escenas de la vida cotidiana y rituales religiosos, así como la cerámica tartessica, decorada con motivos geométricos y figuras humanas y animales.
  2. Lengua y Escritura: Aunque la escritura ibera aún no ha sido completamente descifrada, las inscripciones encontradas en toda la península ibérica proporcionan pistas sobre la lengua y la cultura de estos antiguos pueblos. El legado lingüístico de los iberos y tartessos sigue siendo objeto de estudio y debate entre los lingüistas y arqueólogos, y su desciframiento podría arrojar nueva luz sobre su mitología y religión.
  3. Toponimia y Tradiciones Orales: Muchos nombres de lugares en la península ibérica tienen raíces ibéricas y tartessicas, lo que refleja la influencia duradera de estas culturas en la geografía y la toponimia de la región. Además, algunas tradiciones orales y folclóricas locales pueden tener sus raíces en la mitología ibera y tartessica, transmitiendo historias y leyendas a lo largo de generaciones.
  4. Rituales y Celebraciones: Algunas festividades y tradiciones locales pueden tener sus orígenes en los rituales y celebraciones religiosas de los iberos y tartessos. Aunque es difícil rastrear directamente estas prácticas hasta la antigüedad, es posible que algunos elementos de las festividades actuales estén relacionados con antiguos rituales de adoración a las deidades locales.
  5. Patrimonio Cultural y Turismo: El legado cultural de los iberos y tartessos ha despertado un interés renovado en la península ibérica, tanto a nivel nacional como internacional. Sitios arqueológicos como el yacimiento de Tartessos en la provincia de Huelva y el Santuario de la Diosa en la ciudad ibérica de Cerro de los Santos en Albacete atraen a visitantes interesados en explorar la historia y la mitología de estos antiguos pueblos.

El legado cultural de la mitología ibera y tartessica sigue siendo una parte importante del patrimonio histórico y cultural de la península ibérica. Aunque nuestra comprensión de estas culturas sigue siendo incompleta, su influencia perdura en el arte, la toponimia, las tradiciones orales y el patrimonio arqueológico de la región.

Deja un Comentario

0
    0
    Carrito
    Tu Carrito esta vacío Volver a la Tienda

    TÉRMINOS DE REPUBLICACIÓN

    Puede volver a publicar este artículo en línea o impreso bajo nuestra licencia Creative Commons. No puede editar ni acortar el texto, debe atribuir el artículo a www.equilibria.es y debe incluir el nombre del autor en su republicación Gemma N. Escarp.

    Si tiene alguna pregunta, envíe un correo electrónico info@equilibria.es

    License

    Creative Commons License Attribution-NonCommercial-NoDerivsCreative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs
    Mitología de Iberos y Tartessos